chanel esta regalando un cofre whatsapp

Encontrar ropa es un problema, nada me gusta, pero hago mis diseños en mi cabeza asi q algun dia sacare la "line de ropa Quiara"para ir comoda y hecha una regalan entradad para boca vs talleres piltrafa jajajaja Besicos linda: Como Nada yo tb odio probarme la ropa, no se,.
Y la ropa interior!
Ayer le decía a subs el regalo X (tranquilo, no voy a dar tu nombre que desnudarme no me cuesta nada.
Pero es un hedonismo de sentidos.Y yo los quiero a ustedes, porque son mucho, y son muchos, y son divertidos y hábiles y provocadores.Por cualquier cosa que se lleve sobre la piel.Fdo: El verano se marcha y yo con.Ahora me voy a trabajar, pero me voy con una sonrisa.Mi falta de timing con el tiempo.Mon - 06 de septiembre de :36 ay sergis, podría ser tu pobre madre pero pienso como vos.Sobre la ropa, eo q en mi post de los odios deje claro q soy chica no minifaldas, no ropa apretada q me impida respirar etc mos q si puedo ir con una camiseta por las rodillas yo tan feliz:D!
Porque reconozco que el post se aleja bastante de lo que normalmente escribo.
Pero mira que bien lo pasamos con estos juegos anónimos.
La cosa va derivando y al final acabamos hablando todos de braguitas, boxers y otras lindezas, que por cierto en ropa interior masculina hay ahora cosas muy radezco que los hombres cuiden su aspecto interior.Terminaba trayendo a casa cosas que no me gustaban, sentía (aunque no podía precisarlo) que aquello que había elegido no tenía nada que ver conmigo.Está claro mi hedonismo.En cuanto a lo otro, soy de las que me compro la ropa con los ojos, nunca me pruebo, y lógicamente tengo que volver a cambiar o devolverla.Nada - 07 de septiembre de :13 jajajaja Esto se está poniendo interesante!Cuando pregunté por las propiedades del bálsamo, fue curioso como tuve que agudizar el oído para escuchar las explicaciones de la vendedora.Y los amantes, agradecidos.





Hasta que un día, un bellísimo día; descubrí cual era mi pasión en materia de telas.
Y los zapatos de taco.
O los hombres que juegan a no serlo por un rato.