Generalmente son las abuelas o madres las que regalan ropa interior de www clubpersonal com ar catalogo de premios color rosa a las mujeres más jóvenes de la gana montan familia, principalmente a las que están solteras.
Según la creencia popular, debe ser regalada por otra mujer con la que se comparte la mesa de Nochebuena.En un principio esta era una practica pagana ya que se creía que esta ropa interior aleja la mala suerte y favorece a la fertilidad.Relacionado: Por qué se pone una estrella en el árbol de Navidad?"Mi mujer me manda a comprar las bombachas para mis hijas y para mi suegra.Al día de hoy hasta los cristianos mantienen esta tradición ya que el rosa es el color de las velas de Adviento que representan a la alegría que Jesús trae a la vida de quienes lo aceptan en su corazón.El cristianismo se sumó a este ritual porque el 25 de diciembre se celebra el nacimiento de Jesús.A quién se le regala bombachas rosas en Navidad?Cuando se acerca la Navidad mucha gente que le puedo regalar a mi enamorado en occidente comienza a pensar en los regalos.Como sinónimo de buen augurio, las mujeres usan esta prenda en la noche de Año Nuevo para comenzarlo con suerte.
Algunos investigadores dicen que se entregaba a las mujeres solteras para que consigan pareja, ya que esta prenda íntima está asociada con la procreación y la fertilidad.
Lo importante es que sea de color rosa.
Los descreídos también aportan su versión: otros historiadores ligan este hecho a las tradiciones de la moda victoriana o a las fiestas excéntricas de la Belle Epoque en donde la consigna era ataviarse de manera navideña completamente de rosa, incluyendo la lencería.Nos traerá buena suerte, mucha plata o un novio?Sin embargo a veces las dudas son muchas.Para otros, se relaciona con la práctica de los creyentes que el tercer domingo de Adviento encendían una vela rosa como símbolo de la alegría que les generaba la llegada de Jesús al mundo.En este último caso, no debemos olvidarnos de que fue justamente el Cristianismo el que durante años insistió en criticar la compulsión femenina por la estética y la moda, calificándola como una actitud degradante y revalorizando la pureza interior: cuanto menos por afuera, mejor por.Eso sí, debe ser nueva y regalada.